¡Pero pav@!

PIONERAS DEL CINE 15 marzo, 2011

Alice Guy  Blanché

Pionera del cine narrativo,  fue la primera mujer cineasta y existe mucha controversia sobre si es la autora de la primera película narrativa de la historia, se le puede considerar la primera narradora visual del cine, la fundadora del cine como narración cultural y la primera persona que dirigió una película, en la Historia del Cine.

 

Alice Guy nació en Paris. Era la hija menor de un famoso escritor,  lo que la llevó a desarrollar su amor por las artes y la literatura. En 1885 empezó a trabajar como secretaria de León Gaumont, uno de los pioneros de la industria del cine, cuando su organización se dedicaba todavía a fabricar equipos de fotografía. El 22 de marzo de 1895, Louise Lumière invitó a Gaumont a una demostración privada de cómo funcionaba el nuevo invento que había construido, una cámara que hacía que las fotos fijas se convirtieran en movimiento: A Alice Guy, le fascinó el aparato y le dio que pensar.

Fue pionera en la inclusión de los efectos especiales, usando técnicas de mascara de doble exposición y filmando secuencias en retroceso. En la mayoría de estos filmes, utilizó trucos cinematográficos como la doble exposición del negativo, dándole la vuelta al negativo, etc. Estos trucos o «técnicas» han sido generalmente atribuidos a Méliès. Alice Guy fue la primera persona que utilizó sobreimpresiones en La Navidad de Pierrot, y la proyección al revés en Una casa demolida y reconstruida.

Produjo In Tthe Year 2000, una   película  de ciencia ficción en la que las    mujeres en el año 2000, eran las que controlaban el mundo, los historiadores están de acuerdo en que Alice no quería hacer historias que tocaran temas feministas. Ella misma contribuyó a esta leyenda, al negar la visión femenina, probablemente para ser aceptada en un mundo dominado por los hombres. La realidad es que en muchos de sus films toca temas en los que la mujer es protagonista de su propio destino y, mientras  afirmaba que el sitio adecuado de las mujeres era delante de la cámara, repetía que no había nada en la dirección cinematográfica que supusiera que una mujer no pudiera hacerlo tan bien como un hombre.

Lois Weber

Lois Weber (1882-1939). Directora Americana de Cine Mudo, una mujer con fuertes creencias y fiel a sus ideales. Dedicó su vida a retratar el realismo social. No quería que se la vinculara ni al sufragismo ni a ningún otro grupo de interés, pero la mayoría de sus películas se centraban en los problemas sociales que les tocaba enfrentar a las mujeres. Una de las directoras más polémicas de la historia del cine.

Fue una de las primeras y sin duda la directora más importante del cine mudo.
Weber fue una mujer completamente comprometida con el cine y con sus creencias en una sociedad en la que el compromiso era un concepto poco común. No tuvo ningún reparo en tratar en sus películas temáticas en las que ella realmente creía como por ejemplo el cristianismo, el control de natalidad, el aborto o la prostitución (“Where are my Children”). “Hypocrites” (Hipócritas) es un film sobre la hipocresía y la corrupción de los grandes negocios, de los políticos y de la religión.

En la primera década del siglo XX, Lois Weber fue contratada por la Universal. Ella tenía total libertad para tratar las temáticas que quisiera pero se chocó con un delicado problema: la censura y la crítica no cesaba de atacarla. Estos ataques de la censura y las fuertes críticas de la prensa lo que consiguieron fue que aumentaran como la espuma sus ingresos de taquilla. Lois Weber se convirtió en la directora mejor pagada de Universal en 1918, contratarla costaba 5.000 Dólares por semana.

Su film “Where are my Children” (¿Dónde están mis hijos?) Condenaba el aborto pero se mostraba a favor del control de natalidad. La prensa la condenó duramente por ello consiguiendo que “Where are my Children” recaudara tres millones de dólares. Así que una vez comprobado el éxito de sus temas controvertidos, realizó películas como “The Hand that Rocks the Cradle” 1917 (La Mano que Mece la Cuna) que era un tributo a Margaret Sanger, la fundadora del Movimiento a favor del Control de Natalidad en América.

A mediados de los años 20, las películas de Lois Weber comenzaron a fracasar en las taquillas. Eran los felices años 20 en los Estados Unidos y el público estaba cansado de ser adoctrinado a través de la pantalla; preferían el entretenimiento en esencia pura a los temas delicados y difíciles de realismo social en los que Weber siempre había trabajado. A pesar de eso, posteriormente se le ha reconocido el importante valor de algunas de sus películas tales como: “Too Wise Wives” (“Esposas Demasiado Inteligentes”) o “The Blot” (“La Mancha”) que fueron dos de sus mejores obras.

Casi hasta el final de su carrera, Lois Weber había trabajado siempre con su marido al que se le había reconocido a menudo como su director asociado o como su consejero de dirección. Cuando se divorció de su marido, alcohólico, la carrera de Lois terminó por romperse en pedazos sin hacer nada más comparable a lo que había hecho durante las dos primeras décadas del siglo XX.

Los últimos años de su vida trabajó para Universal como script doctor y murió en la ruina total completamente ignorada por la industria que ella contribuyó a crear.

La vida y la carrera de Lois Weber son, en muchos aspectos, tan enigmática como lo es el final de su película “The Blot”.

Dorothy Arzner

 Arzner (1900-1979) nació en San Francisco, el tres de enero de 1900, creció rodeada de actores y cineastas que frecuentaban el restaurant de su padre en Hollywood. Después de dejar la universidad, acepto su primer trabajo relacionado con el cine, como tipógrafa de guiones. Pronto comenzó a cortar y editar, editando eventualmente cincuenta y dos películas como editora en jefe para RealArt, un estudio subsidiario de Paramount.

En 1927 debutó como directora para Paramaunt con Fashion for Women, y desde ese año, hasta 1943 dirigió dieciséis películas tanto para Paramaunt, como para otros estudios, como directora independiente.

Como directora recibió mucha atención de los medios. Como mujer, su trabajo y su carrera eran escudriñadas por la prensa. Aun así Arzner mantuvo su misterio con su comentada figura de masculina fragilidad. Los periodistas comentaban que esta mujer daba ordenes con voz suave y femenina en el set y en público romanceaba a sus actrices principales, que incluían a Clara Bow, Claudette Colbert, Catherine Herpburn y Joan Crawford entre otras.

El lesbianismo de Arzner parecía ser bien conocido en la comunidad hollywoodense, aunque se le prestaba poca atención. Vivía abiertamente con su pareja, Marion Morgan, una bailarina y coreógrafa, desde 1930 hasta la muerte de Morgan en 1979.

Los filmes de Arzner trataban temas controvertidos, como por ejemplo, sexo extra marital y embarazo (Working Girls, 1931, Christopher Strong, 1933), relaciones entre personas de diferentes clases sociales (The Bride Wore Red, 1937) y prostitución (Nana, 1934, Dance, Girl, Dance, 1940).

Incluso algunos espectadores detectaron cierto homoerotismo en la comedia The Wild Party de 1929.

En 1943 Arzner dejó Hollywood para recuperarse de una enfermedad y nunca más volvió. Luego de su carrera en Hollywood dirigió filmes de entrenamiento para las mujeres de la armada y fue premiada en 1975. Cuatro años después murió, en California, EEUU.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s